11 jul. 2014

Reseña #2: "Del material del que están hechos los sueños", Elizabeth Eulberg.

¡Hola de nuevo, locos por la literatura! Aquí Merce con una nueva reseña. Seguramente os preguntaréis qué mierda hago escribiendo esto a las tres de la mañana. Bueno, ha sido un día ajetreado. Ahora mismo, estoy en Madrid (no nos interesa, Merce). He intentado escribir en el AVE y antes del concierto (sí, he estado en el concierto de 1D. La verdad es que ha sido mejor de lo que me esperaba) pero no me ha sido posible. Yo sé que no os interesa mi vida, así que, ¡basta de excusas! Comencemos con la reseña:



Sinopsis:


¿Arriesgarías la amistad con tu mejor amigo por ganar su amor?
¿Y si pudieras tocar tus sueños con los dedos de la mano?

Este es el último año de Sophie, Carter, Ethan y Emme en el instituto de Artes Escénicas e Interpretativas de Nueva York. Después de tres años de durísimas audiciones y trabajo, están a punto de alcanzar sus sueños:

Sophie confía en ser una aclamada cantante.
Carter espera recuperar la pasión por la actuación.
Ethan tiene un maravilloso don para la composición.
Y Emme ni siquiera esperaba haber llegado tan lejos.

Llega el momento decisivo, la audición final, donde las universidades, las academias de baile, los productores elegirán a los mejores. La tensión se palpa en el ambiente, y los celos, las venganzas y las puñaladas por la espalda se suceden, pero también hay humor y la amistad y el amor jugarán un papel decisivo en el rumbo de sus vidas.


Opinión personal:


El libro está escrito en primera persona y en presente, lo que creo que es algo bastante acertado, ya que nos permite conocer más de cerca a los personajes, saber qué piensan y qué sienten.

Comienza con las audiciones que tuvieron que hacer cada uno de ellos para llegar a donde están ahora. Después, pasa directamente al último curso. Es increíble ver como sus vidas -al menos, la de mi personaje favorito- cambian desde las audiciones hasta el último curso.

Ahora, Emme (la chica tímida y pelirroja que al principio no quería apuntarse a la escuela, y mi personaje favorito) está en una banda junto a Ethan, Jack y Ben. Ellos son sus mejores amigos y harían cualquier cosa por ella. Bueno, ellos, y Sophie, que fue quien hizo que Emme se inscribiera a la escuela. Siempre ha sido su mejor amiga y la que pone voz a sus composiciones. Sophie había sido la más popular antes, pero en esta escuela, ella es una más. Y hará lo que sea para que eso no sea así. Por eso, sale con la antigua estrella infantil Carter Harrison, quien ahora estudia con ella en la CAE.

Para que entendáis un poco mejor a los personajes, ahí van unas cuantas frases:

«Yo finjo. Llevo haciéndolo toda la vida. Lo he hecho tanto tiempo que ya no sé quién soy.» -Carter.
 «Me encantan los escenarios. Adoro el brillo de los focos. Es la espera lo que me mata.» -Sophie.
«En realidad, sí hay un modo de acallar las voces. Y es lo único que se me da bien: tocar. Eso sí lo sé hacer. Aunque sea un desastre en todo lo demás.» -Ethan.
 «Esto no lo hago solo por mí. También por Sophie. Y si por mí misma no pudiera hacerlo, sé que por ella seré capaz.» -Emme.

¿Qué decir de este libro? Lo leí hace un par de días y desde entonces para mí se ha convertido en el libro. Es tan... perfecto. Me enganchó nada más empezarlo. Además, la temática me encanta. En este libro, los protagonistas son artistas. Ya sean músicos, compositores, cantantes, actores o pintores. Todo tiene relación con el arte.

Me ha hecho soñar, me ha hecho comprender de qué material están hechos los sueños. Al leerlo he sentido la necesidad de componer yo misma, de cantar, de hacer lo que me gusta. Me ha hecho sentir muchísimo.

Porque, además, también hay amor. Y, Dios, el amor en este libro es tan precioso que más de una vez se me ha saltado una lágrima (lo siento, soy una llorona, ah). Las emociones de los personajes son tan reales que te puedes identificar con ellos fácilmente.

Otra cosa que no falta es el humor. El humor es genial. Jack, otro de mis personajes favoritos, siempre está "prediciendo el futuro" de la banda. Me partí de risa con él.

«La negociación entre Jack y Ben prosiguió durante el resto de la comida, mientras planeaban nuestro ascenso al estrellato y posterior caída.
Me inquietó oír que yo tendría problemas con las drogas, pero por suerte Jack iba a tomar valientes medidas para rescatarme. Lo cual sería en vano porque, la noche antes de nuestro regreso a los escenarios, Ethan moriría de forma trágica en un accidente de coche. Jack movió la cabeza de lado a lado con ademán apesadumbrado.
—Con lo que prometía...
»
Los personajes son extremadamente perfectos. Estuve todo el maldito libro diciéndome "¿por qué no tengo un amigo como Jack? ¿Por qué no tengo yo un Ethan? ¡Yo quiero un Ethan! ¡Yo quiero un Carter!" (yo quiero vivir en el libro, básicamente). Jack es el batería de la banda. Siempre sabe qué decir para romper los momentos de tensión. Es el que hace reír. Es el que siempre se burla de los demás de manera cariñosa, haciendo que te den ganas de tener un amigo como él. Ben es tan... no sé como decirlo. Es genial. Tendríais que leer el libro para entenderme, porque a las tres (ahora cuatro) de la mañana, no se me ocurre mucho. Ethan es tan perfecto. Él es el cantante. Suele ser callado, pero cuando está en el escenario, lo hace suyo. Me encantó cómo describía las actuaciones de la banda, se veía cómo él se soltaba en el escenario, se sentía cómodo allí. Carter es una antigua estrella infantil, que aún sigue siendo famoso, que ha decidido apuntarse al instituto. En el último curso, y con la ayuda de Emme, descubrirá quién es realmente. Sophie es la Diva, por así decirlo, aunque yo la considero una zorra. Me cae fatal, la muy estúpida (por favor, leed el libro, me comprenderéis).

Y, por último, está Emme. Es como mi doble dentro de un libro. Bueno, vale, no mi doble exacta. Pero es la persona que yo desearía ser. Es pelirroja y pálida, para empezar. Toca en un grupo con los mejores chicos del mundo. Compone sus propios temas, pero tiene demasiado miedo como para ponerles voz ella misma. Es muy... yo. Y me gusta pensar que nos parecemos.

Sin duda alguna, lo que más me ha gustado del libro, es el final, cuando *SPOILER* (si has leído ya el libro o vives la vida a tope y quieres saber el final, selecciona el espacio en blanco) se están graduando y se comparan así mismos con los Beatles, Ben dice "no me importaría ser el Harrison de esta pareja Lennon/McCartney", y Jack finge ofenderse porque le están llamando Ringo. Eso fue épico. *FIN DEL SPOILER*

Puntuación:

5/5


¿Conocíais el libro? ¿Os llama la atención?


Love always,
-Merce.

1 comentario:

  1. Nice blog

    Please visit: http://trendybutterfly.blogspot.pt/

    ResponderEliminar